Eldi: Robot del Museo Elder

¿Qué es un robot?

La palabra robot deriva de la palabra en lengua checa "robota", que antiguamente significaba "trabajo", y más modernamente significa "esclavo" o "trabajador forzado". El dramaturgo checo Karel Càpek, primero en una obra corta en 1918, y posteriormente en una obra de teatro en 1921, titulada R.U.R. (acrónimo de Rossum's Universal Robots), introdujo el concepto de robot mecánico. En R.U.R. un personaje de ficción utiliza técnicas biológicas para crear robots con forma humana que sirven a los humanos.

El término se extiende en la ciencia-ficción, y aparece, en prácticamente todas las lenguas del mundo una nueva palabra. Son dos conceptos los que se funden en este término. Por un lado el concepto de un ser no humano, con apariencia humana, es decir, un humanoide, previamente descrito tanto en leyendas egipcias o babilonias como en textos griegos. Por otro lado los autómatas o cosas con movimiento propio ya habían formado parte de la humanidad, como es el caso de los relojes. Karel Càpek

Los ingenieros comenzaron en los años 50 a utilizar el término referido a máquinas controlados por programas. En la actualidad, podemos decir que el vocablo robot se utiliza para designar distintos ingenios automáticos que realiza funciones o tareas que normalmente se adscriben o asocian a los humanos.

¿Qué es la robótica?

La robótica es una rama de la ingeniería, dedicada al estudio y uso de los robots. El término se ha utilizado, y utiliza extensamente en la literatura de ciencia ficción, campo precisamente en el que se originó. Este concepto, tal y como lo utilizamos hoy se generalizó a partir de su uso por Isaac Asimov científico divulgador, escritor ruso-americano y autor de las conocidas "Tres Leyes de la Robótica", presentadas por primera vez en un relato titulado Runaround, publicado en 1942. El mismo Asimov revisaría posteriormente las leyes añadiendo la primera.Isaac Asimov

"Leyes de la Robótica":

Ley 0. Un robot no puede dañar a la humanidad, ni permitir que la humanidad sea dañada.

Ley 1. Un robot no puede dañar a un humano, o por inacción, permitir que un humano sea dañado, siempre que no exista conflicto con la ley anterior.

Ley 2. Un robot debe obedecer las órdenes de los humanos excepto aquellas que entren en conflicto con las leyes anteriores.

Ley 3. Un robot debe proteger su propia existencia siempre que no entre en conflicto con las leyes anteriores.

¿Qué es la inteligencia artificial?

Las tareas que un ser humano es capaz de realizar tienen una naturaleza muy complicada, incluso las que nos parecen más comunes. El cerebro humano es un órgano sorprendentemente complejo y capaz, con enormes posibilidades.

Gracias al cerebro y a la estructura de nuestro cuerpo podemos hacer cosas muy complicadas, que por habituales nos parecen sencillas: coger objetos con las manos, andar, hablar, conducir un coche, resolver un problema de matemáticas o un puzzle, reconocer a un amigo entre un montón de personas o comunicarnos con otras personas con el habla, son tareas muy complejas y que aún hoy no conocemos completamente como las realiza nuestro cerebro, y por tanto, tampoco las podemos resolver o reproducir mecánicamente.

La inteligencia artificial es una rama de la informática intenta imitar las habilidades asociadas a los humanos tales como el razonamiento utilizando la experiencia. Eldi intenta ser una muestra de estas ideas haciendo uso de la tecnología y los conocimientos actuales.

¿Para qué sirven los robots?

Hoy en día se denominan robots a las máquinas controladas por programas que les dotan de cierto nivel de inteligencia o habilidades, estas características las hacen capaces de realizar múltiples tareas, relacionadas con habilidades físicas, mentales o combinadas, permitiendo además su adaptación para nuevos trabajos. Los robots actuales son el resultado del conocimiento y control por parte de los seres humanos de diversas tecnologías y saberes, como la mecánica, la electricidad, la electrónica, la informática, etcétera. Las primeras tareas en las que se comenzaron a utilizar intentaban evitar ambientes peligrosos (alta temperatura, alta y baja presión, el espacio, exploraciones submarinas, artificieros) para el ser humano o tareas desagradables, rutinarias o repetitivas, son aplicaciones eminentemente industriales donde mejoran la exactitud, velocidad y eficiencia de trabajo, a la vez que desplazan a operarios humanos. Más recientemente aparecen pequeños robots que se introducen en el mundo del ocio humano. Por otro lado la ciencia ficción los acerca al aspecto humano y al trato con los humanos, a la vez que analiza las incidencias, positivas y negativas, que su uso tiene sobre los humanos. C3PO y R2D2

Los robots y las personas

Todos conocemos los robots que acompañaban a Luk Skaywalker, o a HAL el ordenador de 2001. Estos robots y ordenadores de la ficción ofrecen una 'personalidad' capaz de despertar simpatías entre el público en general. Estas máquinas alcanzan un nivel muy superior al que la tecnología actual nos permite, pero observamos que sus tareas ya no se restringían a tareas industriales, como en una planta de ensamblaje de automóviles, sino que asistían, comprendían y ayudaban a los humanos.

Los robots del futuro se acercarán a los humanos, podrán servir de guías en sitios como aeropuertos, hospitales o museos, podrán ayudar a personas con limitaciones en su entorno cotidiano, de similar forma a como actúa un perro lazarillo, podrán encargarse de la limpieza, de cuidar la casa, de responder al teléfono y decidir si la llamada es importante, te avisará de tus citas, etc., etc..


Centro de Tecnología de los Sistemas y de la Inteligencia Artificial