Introducción

La asignatura Reconocimiento de Formas pertenece al grupo de las optativas de último curso de la titulación de Licenciado en Informática, en concreto a aquellas que se vertebran a partir de la Inteligencia Artificial, de la que depende conceptualmente. Estos elementos, junto con el carácter básicamente ingenieril, constituyen los elementos básicos que enmarcan sus señas de identidad. 

Como asignatura de último curso no es de corte básico, sino complementario y terminal, autocontenida en si misma, aunque con cierta relación horizontal con otras asignaturas del curricula. La asignatura, en este sentido, se concibe como Teórico-Práctica, orientada a la formación en ingeniería de diseño, realización y evaluación de sistemas de Reconocimiento de Formas.

En este sentido, las clases teóricas se utilizan para definir el marco conceptual y metodológico de diseño y las pautas de desarrollo y evaluación, establecer las taxonomías de técnicas, y realizar el análisis y descripción de aquellas técnicas tipo que se consideran más significativas, tanto por su aporte pedagógico o metodológico, como por la calidad de au aportación a los diseños finales de sistemas.

Por su parte, las clases prácticas se orientan a formar al alumno en la realización de proyectos concretos de Reconocimiento de Formas, adecuados al contexto de una asignatura del caracter de esta. Como en toda asignatura de corte ingenieril, la formación práctica es fundamental, tanto para adquirir y fijar conceptos, como para habituarse a resolver problemas reales. Estas clases se orientan, tanto a la explicación de herramientas útiles para la realización del trabajo personal de alumno, como a efectuar la dirección y seguimiento del proceso de desarrollo de los trabajos de curso, desde su etapa inicial de concepción y diseño hasta su evaluación final.

Actualizada 10/9/1999